Páginas

domingo, 24 de octubre de 2010

El Jardín

Al norte de la ciudad de Mérida existen un lugar muy hermoso, lleno de flores, de paz y lo mejor de todo lleno de silencio... el Jardín Botánico.

Particularmente amo este lugar, siempre que voy encuentro algo nuevo que fotografiar y me sorprende el darme cuenta que nunca lo termino de conocer bien, por lo que descubrí que realmente no soy tan detallista como siempre pensé que lo era, pero eso es bueno, ya que nunca me aburro de ir.

La última vez que fui, uno se los profesores a cargo del Jardín me vio y me sonrío diciendo que me veía tan feliz y que se notaba que disfrutaba estando ahí, sólo le contesté con una sonrisa, pero esa sonrisa le decía: lo soy...

Apenas las personas entran se tranquilizan, se les nota que respiran más profundo, y a los niños se les ve en la cara las ganas de salir corriendo y tirarse en la grama, no es por nada, pero tirarse en la grama es la mejor parte, a mi me gusta buscar figuras en la nubes, pero lo mejor de todo es acostarse debajo de un árbol y ver como se cuela los rayos de luz a través de las hojas, sin duda es un momento mágico, un momento que solamente yo entenderá probablemente, pero no me importa, porque es mi visita al jardín y es mi tiempo.

Para finalizar les presento el primer vídeo que hago con algunas de las miles de fotos que he tomado, la canción de fondo se llama Tréboles de Aterciopelados, espero que lo disfruten, pero lo que realmente deseo es que lo visiten y encuentren la paz que yo he encontrado en sus senderos. 

video

También puedes visitar mi Galería del Jardín Botánico aquí

viernes, 15 de octubre de 2010

Dos meses, Dos Corazones, Un Sentimiento

Una de las experiencias más lindas que he vivido este año ha sido compartir mis fotografías en Flickr, he conocido personas maravillosas que sin conocerme me dieron la bienvenida y me han enseñado muchas cosas, me han dado valiosos consejos y me han animado para que continué día a día.

Por medio de Flickr surgió una amistad ecuatoriana-venezolana; mi amistad con Vanessa fue super espontanea, por tal motivo la idea de crear un blog fotográfico era perfecta para ambas.

Dos Corazones, Un Sentimiento nació hace dos meses, con el fin de que cada semana tratáramos de expresar un sentimiento por medio de la fotografía, y déjenme decirles que me ha encantado este reto, cada semana trato de imaginarme la escena perfecta que exprese lo que siento, sin duda alguna ha hecho que sea un poco más abierta y vea las cosas desde otro punto de vista.

El primer mes nos dedicamos a expresar sentimientos a partir de una canción, 4 hermosas canciones:
1. Elefantes - Me gustaría poder hacerte feliz, 2. Estopa - A mi me gusta, 3. Franco De Vita - No se olvida, y 4. Joaquin Sabina - A orillas de la chimenea.

a un mes...


Nuestro segundo mes fue dedicado al séptimo arte, 4 películas llenas de amor resumidas en una imagen:
5. You've got mail, 6. P.S. I love you, 7. Bridget Jones's Diary, 8. The notebook.


2 corazones, 1 sentimiento de película...

Que linda ha sido esta experiencia y con toda la fuerza de mi corazón espero que continué por muchas semanas más.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Una vida verde...

Siempre he querido llevar una vida verde, ser una ambientalista como tal, sin embargo siento que en este país no puedo hacerlo, por ejemplo cada vez que veo imágenes de otros países de como reciclan y separan su basura me da un dolor tan grande, es triste saber que nosotros estamos bien lejos de tener una cultura así, eso siempre me deprime.

Es lamentable ver que nosotros no estamos haciendo nuestra parte, ya muchas personas se han dado cuenta la gran importancia que tiene el reciclaje, pero son tan pocos, realmente no se que está pasando en nuestro país, siento que la vida se nos va en discutir sobre la repartición de poderes y ya, siento que los venezolanos no estamos respetando nuestro medio ambiente.

Por ejemplo, las personas en mi ciudad creen que por tener cuencas hidrográficas muy cercanas, sienten que pueden desperdiciar el agua, grave error, no saben que ya estamos teniendo problemas y que en un futuro cercano nuestro ambiente no será ya el mismo, sólo basta con mirar nuestras montañas y darse cuenta de como han cambiado las cosas.

Sin embargo, a pesar de las depresiones y rabias que agarro con la gente, día a día trato de hacer mi parte, se que no es mucho, pero yo trato, por ejemplo:
  • Nunca mantengo las luces encendidas más de lo necesario, ya sea en mi oficina como en mi casa, a pesar que no me gusta la oscuridad.
  • Trato de no encender siempre el aire acondicionado del carro para no consumir tanto combustible.
  • Jamás boto basura en la calle.
  • Reciclo mis bolsas plásticas, es decir, no compro bolsas para botar bolsas.
  • Cuido mis plantas, son pocas, pero algo es algo.
  • Respeto las zonas verdes cada vez que salgo de paseo, por lo que nunca incumplo las reglas de Imparques.
  • Siempre reutilizo el papel de oficina.
Pequeñas cosas por el estilo que hacen que me sienta un poquito tranquila, aunque estoy consciente de que siempre puedo hacer más. Ahora veamos, ¿qué haces tú por tu planeta?





lunes, 20 de septiembre de 2010

La princesa en la torre

En todos los cuentos infantiles viejos siempre hay una princesa en la torre más alta que necesita ser rescatada... oye, ¿ya se terminó el cliché estúpido de que la mujer necesita ser rescatada por el hombre verdad?

Vaya paradigma que cargaron las mujeres hace años, menos mal que eso ya se terminó y ha quedado muy claro que las mujeres ya no esperan al (inexistente) príncipe azul; pero por otra parte ahora estoy observando que se está creando otro que no es grave, pero que en lo particular a mi me preocupa. 

Es verdad, nosotras no necesitamos que nos corten la carne y nos alimenten, pero ¿qué paso con los detalles de los hombres hacia las mujeres?

A más de uno le he escuchado decir las siguientes oraciones: 
  • Bueno a ti no te gusta ser una mujer independiente, entonces para qué quieres que te acompañe?
  • Por qué te tengo que comprar algo si tú te puedes comprar todo lo que quieres?
  • Te invito a comer pero pagas tú, quien te manda a ganar más que yo.
  • Conmigo no va eso de los cariños en público, total, las mujeres de hoy en día ya no lo necesitan.
  • Hazlo tú, no te crees super-mujer pues.
Mejor me detengo porque me da la histeria si sigo... jejeje...

Pues les cuento algo, yo soy una profesional que trabaja y gana su propio dinero y que siempre pone su parte de los gastos, pero sin duda alguna amo los detalles que tiene mi pareja conmigo, y considero que eso no me hace ser menos feminista y mucho menos una atenida del hombre, es solamente que me gustan los mimos como a muchas otras mujeres (quizás son secuelas de ser hija única).

Me encanta que me regale flores, que me diga cuando estoy más bonita, que me acompañe a reuniones sociales, que me lleve al cine a ver películas cursis, que comparta conmigo el control del tv, que me de regalos porque si, y sobretodo que me abrace y me haga sentir protegida; para mi eso vale muchisimo, pero eso si, nunca me han gustado los hombres-títeres. 

No se ustedes mujeres, pero yo no quiero un príncipe azul que me mantenga, pero si me gusta tratar como a un rey a un hombre de carne y hueso que sabe perfectamente que yo no soy una princesa de cuento de hadas, pero sin embargo se esfuerza en tratarme como a una reina.

lunes, 13 de septiembre de 2010

De nuevo a la batalla

Hoy comenzamos clases de nuevo en mi universidad, se acabaron las vacaciones... algunos darán las gracias de que se acabaron y otros llorarán, siempre ha sido así. 

Por mi parte, estoy preparando mis jugadas con toda la calma posible, estos últimos meses del año son cruciales para mi con respecto a la universidad y aunque parezca mentira sonrío...

Este mes cumplo 5 años dando clases a nivel universitario, 2 años en el Santiago Mariño, 1 año es la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales y justamente este mes cumplo 3 años en la Facultad de Ingeniería... 

Cinco años... que rápido se pasa el tiempo cuando uno disfruta lo que hace...

He conocido tantos jóvenes talentosos durante estos años, a tanta gente luchadora que si bien la vida no les ha sido justa, ellos no se han rendido; algunos los recuerdo con más cariño que a otros no lo voy a negar, pero es imposible sacarme del corazón a esos alumnos que de alguna u otra manera me enseñaron tanto.

Confieso que he metido la pata muchas veces dando clases, pero a la final siempre me río, si mis alumnos han sabido perdonar mis errores por que yo no habría de hacerlo, lo bueno es que siempre reconocí cuando me equivoque y con toda la valentía posible, pero todos saben que soy humana, y nunca he tenido la verdad absoluta en mis manos.

¿Se puede agradecer a más de 300 personas? 

lunes, 6 de septiembre de 2010

No es un mandamiento ser la diva del momento

Con esta frase de la canción el estuche de Aterciopelados inicio el post de esta semana:

"No es un mandamiento ser la diva del momento..."

Primero debo confesar que durante varios años maneje la idea de hacerme la mamoplastia de aumento, nunca lo hice por la razón más importante de todas, el dinero, pero ahora con tantos planes de financiamiento me he estado preguntando, ¿por qué no me la hago?

Tan simple como que soy una cobarde, y no tiene nada que ver con que creo en la idea de que uno se debe aceptar tal cual como es, nop, simplemente soy una cobarde, ahora, ¿pensar en esto me hace traicionar mis propios principios de mujer?

Hace poco casi me da un infarto cuando me entere que se venden libros para niños sobre lo bueno que es una cirugía plástica para sus madres, además ahora rifan y sortean operaciones a diestra y siniestra. Ya las niñas en sus 15 años no piden viajes ni fiestas, ahora sólo piden la operación de los senos o de la nariz, me impresiona como han cambiado las cosas, yo fui tan feliz en mis 15 porque por fin me dejaban maquillarme, jajaja, que loco!.

Sí, yo considero que una buena imagen personal es importante, pero no lo es todo, ha sido tan grande el bombardeo sobre lo importante que es verse bien que hasta hay momentos que yo misma me lo creo, YO, la mujer más segura, AHORA SE SIENTE LA MÁS INSEGURA con respecto a su cuerpo, y realmente no me importa mucho contarles mis miedos, sé que no soy la única.

Diablos!!! como extraño mis 20 años donde podía comer cuanto quisiera y verme perfecta, ahora tengo que mantener un estricto régimen alimenticio y de ejercicios para poder acercarme a algo parecido a ESTAR BUENA!!!, es que a las mujeres nos está tocando la peor parte: trabajar en la calle, trabajar en el hogar, ser madres, ser esposas, ser mujeres y de paso hacer dietas, uuff, y todo esto con tacones.

Por eso es que ya no me extraña para nada que en los infomerciales de la televisión se vendan más productos para hacer deporte sin esfuerzo que libros. Máquinas, cremas, electrodomésticos, jugos, inyecciones, pastillas, etc., etc., parece que todo ahora está destinado a que te veas bien buena, no importa tu estado emocional ni mucho menos tu felicidad, todo a tu alrededor está destinado para que te veas buena. 

Entonces, ¿la frase con que comencé el post es mentira? la verdad es que no debe ser una mentira y mucho menos una utopía, tengo y tenemos que meternos en la cabeza que lo importante es un cuerpo y una mente sana, nada de eso que una operación me hará sentir mejor mujer, nosotras debemos aprender que mujer es la que aprende a ser feliz respetando su cuerpo y respetando a todos a su alrededor. 

No critico a las personas que trabajan muy duro por verse tonificados y perfectos, me critico a mi misma y las mujeres que queremos vernos exactamente como ellos cuando en realidad no lo somos.

Por mi parte ahora tratare de volver a mis creencias originales, lo realmente importante son mis sentimientos, y no haré caso a esa voz que me dice que los cauchitos demás en mi cintura harán que el mundo me de la espalda.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Mis zapatos

Hoy les hablare de una de mis debilidades: LOS ZAPATOS... 

Todo aquel que me conoce sabe que amo los zapatos, pero es que vivo y desvivo por un par nuevo, me encanta tener a mi disposición el modelo y el color que me provoque, además que siempre he pensado que no hay depresión que no resuelva unos hermosos zapatos.

Desde niña miro los zapatos de las personas en la calle tratando de averiguar su personalidad  -se muy bien que no soy la única que lo hace- y con esto por favor no pienses que soy superficial, como les dije, es uno de mis tantos defectos.

Debo confesar que en comparación con otras mujeres yo tengo pocos zapatos, tengo solamente 41 pares, la gran mayoría los uso claro está, pero considero que son pocos, muy dentro de mi hay una voz que dice que me faltan una gran variedad de modelos que necesito, no es mentira, los necesito.

A pesar de esto no me considero adicta, yo entiendo perfectamente que cuando no se puede, pues no se puede, y por más que sufra viéndolos a través del mostrador, me controlo; pero si tan sólo ustedes entendieran la emoción que siento al montarme en unos sublimes y cómodos zapatos, la sensación es incomparable, el corazón se me acelera y si me miras podrás notar que mis ojos brillan, es un amor especial, los zapatos son tan personales, y por mucha variedad que tengas, siempre tendrás un estilo que te definen.

Ahora bien, si te pones a pensar, cualquier experiencia que tengas con los zapatos la podemos extrapolar a la vida misma, aquí algunos de mis ejemplos:

  • Los nuevos: cuando tienes zapatos nuevos entras en la etapa de conocerlos y acostumbrarte a ellos, poco a poco debes conocer sus limitaciones y sus beneficios, pero jamás los debes juzgar tan sólo por una postura. Ahora dime, ¿en qué se diferencia esto a cuando conoces a una persona? jamás debemos juzgar a las personas por la primera impresión, hay que darles su tiempo y sobretodo dejarlos ser quienes son.
  • Los pequeños: hay ocasiones que aunque sabemos que los zapatos nos quedan muy ajustados nos empeñamos en comprarlos, mala idea, sabemos que a la final unos zapatos estrechos jamás nos dejarán ser nosotras; así pasa con algunas relaciones, aunque sabemos que esa persona es estrecha de mente nos empeñamos que podemos cambiarlos, sin darnos cuenta que pasamos por una agonía y por más que queramos, jamás cambiarán.
  • Los de punta: son hermosos, precioso, bellos y delicados, y lo mejor de todo es que te hacen ver super elegante, pero debemos tener cuidado, si no estamos acostumbrados a ellos lo más probable es que hagamos el ridículo, en otras palabras, si no demostramos lo que realmente somos, empezamos a engañarnos a nosotros mismo mostrando una cara que no somos, y estamos tan concentrados en aparentar que no vemos lo fuera de lugar que estamos.
  • De cuero: estos zapatos requieren de un cuidado especial, no debes tenerlos con el montón, sabes que de vez en cuando debes darle un cariñito y así conservar en el mejor estado posible la piel. Así debe ser una relación, poco a poco le debes brindar cariño a la otra persona, no dar nunca por hecho que como ya te pertenece, siempre estará ahí para ti, intactos, como si el tiempo y las experiencias no pasaran por ellos.
  • Sandalias: cómodas y versátiles, pero debes tener un cuidado especial con tus pies, así que si no eres capaz de cuidar tus pies es mejor que lo olvides. Así debe ser con tu cuerpo, ¿de qué vale tener todas las cosas que quieres si tú como persona no te cuidas? no importa cuanto dinero gastes en comprar vestuario, zapatos y accesorios para verte perfecta, si no estás bien contigo mismo, jamás encontrarás la belleza.
  • Los caros: hay zapatos que asumes que son buenísimos simplemente por donde lo compraste y por lo caros que te costaron, y lamentablemente algunas veces te dejan en la calle, se dañan o te maltratan. Algunas veces conocemos personas así, al principio te venden una imagen totalmente fresca y perfecta, cuando la realidad es otra, son personas destructivas que te contaminan y te bajan la autoestima y te das cuenta demasiado tarde lo caro que te costo creer con los ojos cerrados.
  • Los viejos: ya estas acostumbrado a ellos y sienten que son ideales para toca ocasión, aunque ya están muy pero muy gastados te niegas a botarlos. Oye! ¿cuál es el miedo a cambiar? estamos tan enfrascados en nuestras rutinas que nunca nos damos cuenta que el tiempo pasa y debemos renovar actividades, hobbys, vestuario, look, etc., etc., no dejes que el tiempo haga de las suyas en ti.
Créanme, les puedo dar un sin fin de ejemplos extrapolados, pero sabemos que no es la idea de este blog, ni mucho menos mi idea es darles lecciones de vida, son simples puntos de vista de otra simple mortal, recuerda que a veces las cosas se ven mejor desde otra parte.

Así que la próxima vez que compres unos zapatos, piensa muy bien si esos zapatos son realmente para ti ;)

P.D.: Inspirado en este blog que leí hace varios años http://fetichismoenlospies.blogspot.com

lunes, 23 de agosto de 2010

Mis propios pasos...

Hay días que sólo quiero seguir mis pasos, hay días que no quiero repetir las recetas de los demás, hay días que  quiero ser más karla patricia que nunca...

Muchos de ustedes pensarán que seguir el fiel ejemplo de otras personas "felices" es la fórmula perfecta para vivir, quizás también piensan que la vida debería tener un algoritmo, una serie de pasos para lograr el éxito. A esas personas yo les pregunto ¿y el sabor del autoaprendizaje?

Reconozco que soy experta metiendo la pata (como se dice en mi pueblo), tengo una capacidad increíble para meterme en cada problema, sin embargo a pesar de que me auto-castigo, peleo y pataleo conmigo misma, a la final me digo: "muy bien karlap, ya sabes que esto no lo puedes volver hacer" y busco la manera de salir de él, ya sea enfrentándolo o corriendo por la derecha, pero lo más importante es que aprendo de ello.

A veces da miedo caer y sobre todo caer solo, pero créanme, es necesario experimentar esto, es la única manera de formar tu propia personalidad y entenderte a ti mismo, si otras personas te dicen que hacer y como debes actuar, te estas perdiendo la vida!!!

Debemos aprender de nuestros propios pasos, de nuestros propios logros y sobretodo de nuestros propios fracasos, así, el día de mañana cuando miremos atrás nos daremos cuenta como hemos crecido como personas, y al recordar aquella noche horrible y espantosa por la que pasamos y que creíamos que moriríamos, solamente sonreiremos y diremos, lo logré, aquí estoy, más fuerte que nunca...!!!

domingo, 15 de agosto de 2010

Ese bendito número llamado EDAD...

Sí, ese número que tod@s llevamos a cuestas; los que me conocen saben perfectamente que odio cumplir años, y no por el hecho de que me saldrán arrugas o canas y me pongo vieja, le agarre rabia por la gran importancia que le da la sociedad a ese bendito número.

Todos los años cada vez que se acerca el mes de octubre comienza mi drama sobre que he hecho y que no durante ese año, y ni hablar de la autoflagelación (el masoquismo es lo mejor que se me da) porque no he hecho "lo que se supone debí haber hecho".

Por ejemplo, en nuestros primeros años de vida el estrés de las personas por si caminamos a los 8 o 13 meses, o por cuantas palabras decimos correctamente, y nunca, pero nunca falta alguien que diga: "pero la hija de fulano ya habla como una persona adulta" y es cuando uno debería gritarle: QUÉ ME IMPORTAAAA!!!!

Pasan los años y el eterno: qué edad tienes? -12 años- ¿y no te has desarrollado...? anda, cual es el empeño en que uno crezca? si la infancia es tan divina por qué están con ese fastidio?, ya es suficiente con el estrés emocional que produce el saber que todas tus amigas ya tienen algo de senos y a ti nada, porque se supone que a ESA edad es que deben salir.

Hay que reconocer que cuando estas entre los 15 y los 19 años son los más emocionantes de todos y nadie te exige demasiado, pero cuando te acercas a los 23 empiezan: la hija de fulano ya se graduó, tú por qué no? ya tienes la edad suficiente para estar graduado y ganando una bola e' real como todo el mundo!... ¿no les mata de rabia eso? como si ellos te pagaran la universidad...

Cuando te acercas a los 27 años, el martirio de toda mujer cada diciembre en la casa de la abuela.... TODAS TUS PRIMAS YA SE HAN CASADO A ESTA EDAD, ¿POR QUÉ TU NO?... YA ES HORA PORQUE SI NO CADA VEZ TE VAS A PONER MÁS EXIGENTE Y TE VAS A QUEDAR A VESTIR SANTOS!!!! jajajajaja... lo siento tengo que reírme de esto...

A los 30, dulces 30 (mi edad actual), te da el ataque depresivo porque la sociedad dicta que ya debes estar graduada y ganando una bola e' real, casada con el amor de tu vida y MÍNIMO EMBARAZADA... cuando en realidad en los últimos años esto no ocurre señores! ya la gente no se casa a los 22 y mucho menos sale embarazada a los 25 para que te alcance a tener los 2 muchachitos respectivos que debes tener...

Después de los 45 empieza el acoso nuevamente, ¿y cuando vas a ser abuela? porque cuando te des cuenta ya no vas a poder cargarlos... jajajaja... como si ser abuela o no fuera decisión de nosotras... y ni hablar de que a partir de aquí comienza el mundo a gritarte: DÉJATE DE ESAS COSAS, TÚ YA NO TIENES EDAD PARA ESO... jajajajajaja como me río de esto...

Señoritas, cada quien tiene su ritmo de vida y cada quien debe hacer las cosas al tiempo que crean correcto, las cosas cambian, no tenemos que seguir los pasos de nuestras abuelas, seamos mujeres de verdad y levantemos la cara y no le hagamos caso a tradiciones obsoletas y fuera de lugar.

martes, 3 de agosto de 2010

¿Por qué amo Mérida?

Muchos se preguntan como me puede gustar tanto la ciudad de Mérida y no me provoca irme sabiendo que la vida merideña es cara y las entradas de dinero no son buenas... así que prepare una lista muy simple de las cosas maravillosas que tiene la ciudad.


El clima: amo la temperatura de esta ciudad, por ejemplo hoy el día amaneció nublado con el frío perfecto, no es ese frío que se te mete en los huesos, para nada, es ese frío que te permite usar una bufanda con franela o un cuello de tortuga con pescadores. Aunque parezca mentira, desde hace algunos años la ciudad está más caliente que nunca, y hay días que crees que estas en Maracaibo, pero menos mal cae la súper lluvia y todo lo arregla.




Las personas: la gente de acá es muy tranquila, tanto a veces me saca de quicio, pero en realidad me gusta que se así la cosa, quizás es porque yo soy muy tranquila, hogareña y quizás un poco aburrida; pero es que aquí la gente no está preocupada por la marca o por el sitio de moda, sino que está preocupado es por vivir la vida con lo esencial.




Los paisajes: a pesar que amo la playa prefiero mil veces el ambiente de montaña, me encanta asomarme por la ventana de mi cubículo y ver la sierra, y ni hablar cuando caen esas nevadas espectaculares, me encanta subir al páramo y respirar aire fresco y ver las nubes tan cerquita que crees que estas en el cielo.




La juventud: esta ciudad es joven, ya muchas veces se ha dicho que Mérida es una ciudad dentro de una universidad, la vida acá son los estudiantes, ellos reinan en Mérida y todo está dedicado a ellos, eso me encanta, que los jóvenes vengan y formen su carácter y su mundo de adulto, que experimenten lo loca y abrumadora que puede ser la vida real y lejos del núcleo familiar.




Quizás esas mismas virtudes que me encantan de Mérida a muchas personas no les encanta para nada, quizás piensan que Mérida es un pueblo, pero a lo mejor yo la quiera así.. como un pueblo

sábado, 24 de julio de 2010

¿Él debería saberlo?

Antes de leer el post quisiera pedirles un favor, primero escuchen las siguientes canciones de Alanis Morissette y Pink, ya que de ellas me baso para escribirles hoy, no se preocupen los vídeos traen subtitulo en español...



Bien, una vez que las escucharon, yo les pregunto ¿él y el mundo deberían saber lo mal que nos ha dejado?

Es una pregunta bastante interesante ya que a todas nos han dejado alguna vez y si no te han dejado, mujer no sabes de lo que te pierdes, sí, duele muchisimo, pero sin duda alguna eso te hace crecer como persona.

Volviendo a la pregunta, me intriga el hecho de saber como debe ser el mejor comportamiento de una mujer ante la ruptura, veamos varios casos.

  • La reina de hielo: este tipo de mujeres son incapaces de derramar una sola lágrima, cierran su corazón y su mente y nunca se permiten ni un ligero pensamiento por el que se fue.
  • La María Magdalena: anda llorando sus penas y contando la historia a toda aquella persona que la quiera escuchar, siente que absolutamente nadie ha sufrido como ella y que absolutamente nadie ha amado como ella.
  • La vengativa: esta mujer se vale de todas las artimañas para vengarse del hombre, escupe cuanta intimidad vergonzosa tenga de él y se asegura de que todas las mujeres de la ciudad lo sepan, para ello tiene un gran aliado: Facebook.
  • La masoquista: esta mujer deja el orgullo bajo tierra y se arrastra ante el hombre suplicando 5 minutos de amor, no importa en que condiciones él vuelva, lo importante es que él vuelva.
  • La doble cara: le demuestra al mundo que ella esta mejor sin él y que realmente él es el que se lo pierde, pero lamentablemente su doble discurso la lleva a estar horas y horas encerrada en casa llorando por aquel amor, pero lo que realmente importa es que el mundo no se entere.
  • La celopata: el arte de la persecución es su mejor don, se encarga de averiguar cada detalle de la vida del ex (gracias redes sociales) y es capaz de montar las escenas de celos más descabelladas que te puedas imaginar.
Existen muchos tipos más pero creo que no terminaría hoy, quizás ustedes piensan que soy extremistas con respecto al comportamiento, pero siempre he pensado que las mujeres lo somos con respecto al amor, y nunca nos dejaremos de sorprender de quienes somos y de que somos capaces de hacer una vez que un hombre nos ha dejado. Pero

¿Qué es lo mejor?

Por mi parte yo todavía sigo con la duda ¿Él y el mundo deberían saberlo?

jueves, 15 de julio de 2010

Mis 7 pecados capitales


Todos hemos escuchado de los 7 pecados capitales (con manzanita incluida), esos pecados con que nos han torturado durante años diciéndonos que jamás y nunca debemos sentir o si no iremos al infierno; sin embargo en estos últimos años se ha vuelto una moda hablar de ellos e incluso podría jurar que todos hemos tratado de catalogarnos con alguno, pero por experiencia propia, considero que es algo simplista decir que solamente hemos sentido uno sólo, creo que todos nosotros hemos pasado por los 7; si, los 7 completicos: Lujuria, Gula, Avaricia, Pereza, Ira, Envidia y Soberbia.

Ahora bien, ¿qué significa pasar por cada uno de estos pecados? ¿Qué somos malos? ¿Qué iremos al infierno? ¿Qué somos modernos? O qué somos simplemente humanos y estamos a la orden del día para caer en ellos; no estoy justificando los errores del ser humano y mucho menos estoy diciendo que no presten atención a sus creencias religiosas, solamente trato de explicar mi punto de vista de cómo cada uno de nosotros podemos sentirlos sin ser las peores personas, así que aquí está mi versión de los 7 pecados, porque siento que los he vivido todos, así que paciencia que esto apenas comienza.

· Lujuria: punto extremo de la adicción al sexo, pero si bien lo dijo Sigmund Freud “todo gira en torno al sexo” y con el bombardeo que hemos sufrido estos últimos años con respecto a la sexualidad, hay que estar viviendo en Júpiter como para no sentir deseos constantemente por otra persona. Lo que realmente me preocupa de esto y no tiene nada que ver con hacerlo o no hacerlo, es que se está perdiendo el verdadero significado de conexión sentimental entre dos personas, siento que los jóvenes sólo quieren placer y no quieren experimentar el sentimiento como tal de estar con la persona amada, lo peor es que dejan pasar algo que es realmente importante y valioso para el crecimiento como persona.

· Gula: consumo irracional, válgame Dios, hoy en día somos más consumistas que nunca, ahora hay tanta variedad y tantas cosas que sentimos que las necesitamos todas, ¿para qué? No sabemos, pero las necesitamos.

Con respecto a las comidas y bebidas, con el auge de las ferias de comida en cada esquina de la ciudad, cada vez somos más propensos a caer en las fauces de la glotonería, ya que realmente nos atacan con todo, mensajes subliminales que te llenan la mente y el cuerpo de ansiedad.

Ni hablar de la tecnología, somos capaces de empeñar nuestra alma si con eso conseguimos estar siempre a la moda con productos que necesitamos o si no morimos.

· Avaricia: adquisición en exceso de riquezas, que levante la mano la primera persona que no quiera estar cómoda económicamente y un poco más allá, por favor, la sociedad y el sistema nos grita una y otra vez sobre que tan importante somos en el mundo dependiendo de nuestra cuenta bancaria, como no querer desear más si todo lo que está a nuestro alrededor nos grita que debemos tener más. El problema es que queremos esa riqueza de la manera más cómoda y fácil posible, es por ello que la estafa, corrupción y demás artimañas nos carcome la vida y la existencia, haciendo que los actos honestos se entierren totalmente.

· Pereza: ocio en la vida y en los pensamientos, una tragedia sin duda alguna, pero si analizas la situación, hoy en día existen miles de productos para que tengas que hacer el menor esfuerzo tanto físico como mental, la televisión está minada de productos que te ejercitan sin el menor esfuerzo; Internet está lleno de cosas que hacen que pienses cada vez menos y no tengas tu propio punto de vista, ahora todo está más a la mano y no es necesario aquellas jornadas para conseguirlo y mucho menos para merecerlo, así que como podemos exigir mayor creatividad y menor sedentarismo si cada vez exigimos y generamos productos que hacen más fácil la vida.

· Ira: exceso de odio y rabia, considero que es el pecado más peligroso de todos, la ira nos puede llevar a realizar acciones que nos dañan a nosotros mismos y a los demás, sin embargo, este sentimiento de odio es cada vez más latente entre las personas, pareciera que la tolerancia y la camarería entre las personas se ha perdido totalmente, ahora pareciera que la mejor manera de ganar simpatizantes es alimentándole la rabia y el resentimiento hacia nuestro hermano, pero si nuestros líderes nos alimentan la rabia definitivamente todo se ha perdido.

· Envidia: deseo insaciable por las cosas de los demás, este pecado no sólo está ligado a cosas materiales sino a un plano más general, como les decía en los puntos anteriores, si cada vez somos más atacados por el consumismo y el resentimiento hacia el prójimo, es natural que la envidia florezca entre las reinas del siglo XXI. Cada día hay más y más personas en el mundo, por lo que los bienes y recursos se están haciendo más escasos, y si esos bienes son los que marcan la posibilidad de encajar en el sistema, por supuesto que el ser humano se vuelve un envidioso maligno, lo peor es que nunca se sentirá satisfecho.

· Soberbia: considerada la fuente de la que derivan los otros pecados capitales. Diría Al Pacino en la película El Abogado del Diablo: “Vanidad, mi pecado favorito”; el ser humano siempre puede estar en los dos extremos, puede sentirse la peor basura del mundo, como también puede sentirse sobrevalorado, puede sentir que se merece el mundo y como tal todos deben rendirse ante él. La arrogancia, la cual se ha considerado como una virtud hoy en día, está plagando a las personas, es mayor la cantidad de jóvenes que sólo quieren sobresalir por el simple placer de humillar a los demás, ahora sólo se desea el reconocimiento como un ser superior y no como un ser humano.

Señores, aquí está mi percepción actual de los 7 pecados capitales, y para concluir, a la final no somos los villanos del cuento, sólo somos víctimas de nosotros mismos, que creamos sistemas y jerarquías buscando un mejor mañana, sin darnos cuenta que caemos más y más en los mismos errores.

lunes, 12 de julio de 2010

¿Por qué un blog? ¿Por qué de puntillas por el mundo?

Después de algún tiempo he decidido lanzarme con mi primer intento de blog... (suspiro)..., quizás no me atrevía porque pensaba que mi vida estaba muy intensa últimamente; pero después de mucho pensarlo me di cuenta que realmente de eso lo quería, de las cosas que me pasan y siento día a día.

Aaaaww.... estoy feliz... siento que me llena escribirles, ¿a quién? no sé, pero siento que será un proyecto que me traerá alegrías y sonrisas.

Ahora bien, debo contarles por qué el nombre, parece loco pero les juro que es 100% cierto... Anoche soñé que yo tenía un blog que se llamaba así, tal cual: "De puntillas por el mundo" , además soñé que lo estaba editando y que me estaba riendo, fue bastante revelador y real, así que esta mañana y sin pestañear corrí para abrir mi cuenta y así crear mi primer blog personal.

Bueno, según la RAE, de puntillas significa "Pisando con las puntas de los pies y levantando los talones" o "Leve o sigilosamente" y no me parece nada loco pensar que lo quisiera llamar así ya que soy una persona que trata en lo posible de pasar tranquila y suavemente por el mundo, sin mayor drama y sin mayor trauma.

Lamentablemente me encontré con que ya existía otro blog con esa dirección y me dije: quita la "S" y ya!... una simple S no interferirá en mi anhelado proyecto...

Así que señores, aquí estamos y trataremos de estar el mayor tiempo posible... les seré sincera, no sé de que les escribiré y mucho menos lo planificaré, pero si les puedo asegurar que seré YO...