Páginas

domingo, 24 de octubre de 2010

El Jardín

Al norte de la ciudad de Mérida existen un lugar muy hermoso, lleno de flores, de paz y lo mejor de todo lleno de silencio... el Jardín Botánico.

Particularmente amo este lugar, siempre que voy encuentro algo nuevo que fotografiar y me sorprende el darme cuenta que nunca lo termino de conocer bien, por lo que descubrí que realmente no soy tan detallista como siempre pensé que lo era, pero eso es bueno, ya que nunca me aburro de ir.

La última vez que fui, uno se los profesores a cargo del Jardín me vio y me sonrío diciendo que me veía tan feliz y que se notaba que disfrutaba estando ahí, sólo le contesté con una sonrisa, pero esa sonrisa le decía: lo soy...

Apenas las personas entran se tranquilizan, se les nota que respiran más profundo, y a los niños se les ve en la cara las ganas de salir corriendo y tirarse en la grama, no es por nada, pero tirarse en la grama es la mejor parte, a mi me gusta buscar figuras en la nubes, pero lo mejor de todo es acostarse debajo de un árbol y ver como se cuela los rayos de luz a través de las hojas, sin duda es un momento mágico, un momento que solamente yo entenderá probablemente, pero no me importa, porque es mi visita al jardín y es mi tiempo.

Para finalizar les presento el primer vídeo que hago con algunas de las miles de fotos que he tomado, la canción de fondo se llama Tréboles de Aterciopelados, espero que lo disfruten, pero lo que realmente deseo es que lo visiten y encuentren la paz que yo he encontrado en sus senderos. 

video

También puedes visitar mi Galería del Jardín Botánico aquí

viernes, 15 de octubre de 2010

Dos meses, Dos Corazones, Un Sentimiento

Una de las experiencias más lindas que he vivido este año ha sido compartir mis fotografías en Flickr, he conocido personas maravillosas que sin conocerme me dieron la bienvenida y me han enseñado muchas cosas, me han dado valiosos consejos y me han animado para que continué día a día.

Por medio de Flickr surgió una amistad ecuatoriana-venezolana; mi amistad con Vanessa fue super espontanea, por tal motivo la idea de crear un blog fotográfico era perfecta para ambas.

Dos Corazones, Un Sentimiento nació hace dos meses, con el fin de que cada semana tratáramos de expresar un sentimiento por medio de la fotografía, y déjenme decirles que me ha encantado este reto, cada semana trato de imaginarme la escena perfecta que exprese lo que siento, sin duda alguna ha hecho que sea un poco más abierta y vea las cosas desde otro punto de vista.

El primer mes nos dedicamos a expresar sentimientos a partir de una canción, 4 hermosas canciones:
1. Elefantes - Me gustaría poder hacerte feliz, 2. Estopa - A mi me gusta, 3. Franco De Vita - No se olvida, y 4. Joaquin Sabina - A orillas de la chimenea.

a un mes...


Nuestro segundo mes fue dedicado al séptimo arte, 4 películas llenas de amor resumidas en una imagen:
5. You've got mail, 6. P.S. I love you, 7. Bridget Jones's Diary, 8. The notebook.


2 corazones, 1 sentimiento de película...

Que linda ha sido esta experiencia y con toda la fuerza de mi corazón espero que continué por muchas semanas más.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Una vida verde...

Siempre he querido llevar una vida verde, ser una ambientalista como tal, sin embargo siento que en este país no puedo hacerlo, por ejemplo cada vez que veo imágenes de otros países de como reciclan y separan su basura me da un dolor tan grande, es triste saber que nosotros estamos bien lejos de tener una cultura así, eso siempre me deprime.

Es lamentable ver que nosotros no estamos haciendo nuestra parte, ya muchas personas se han dado cuenta la gran importancia que tiene el reciclaje, pero son tan pocos, realmente no se que está pasando en nuestro país, siento que la vida se nos va en discutir sobre la repartición de poderes y ya, siento que los venezolanos no estamos respetando nuestro medio ambiente.

Por ejemplo, las personas en mi ciudad creen que por tener cuencas hidrográficas muy cercanas, sienten que pueden desperdiciar el agua, grave error, no saben que ya estamos teniendo problemas y que en un futuro cercano nuestro ambiente no será ya el mismo, sólo basta con mirar nuestras montañas y darse cuenta de como han cambiado las cosas.

Sin embargo, a pesar de las depresiones y rabias que agarro con la gente, día a día trato de hacer mi parte, se que no es mucho, pero yo trato, por ejemplo:
  • Nunca mantengo las luces encendidas más de lo necesario, ya sea en mi oficina como en mi casa, a pesar que no me gusta la oscuridad.
  • Trato de no encender siempre el aire acondicionado del carro para no consumir tanto combustible.
  • Jamás boto basura en la calle.
  • Reciclo mis bolsas plásticas, es decir, no compro bolsas para botar bolsas.
  • Cuido mis plantas, son pocas, pero algo es algo.
  • Respeto las zonas verdes cada vez que salgo de paseo, por lo que nunca incumplo las reglas de Imparques.
  • Siempre reutilizo el papel de oficina.
Pequeñas cosas por el estilo que hacen que me sienta un poquito tranquila, aunque estoy consciente de que siempre puedo hacer más. Ahora veamos, ¿qué haces tú por tu planeta?