Páginas

lunes, 21 de marzo de 2011

La dura vida de una despistada

Muchas personas justifican sus olvidos diciendo: "Aaay!!! es que soy muy despistad@" riéndose y haciéndoles creer a los demás que es cool ser así... pues no señores, ser despistado no es cool y mucho menos divertido, les daré un breve resumen de lo duro que es la vida de una despistada desde mi punto de vista.

Siempre se nos olvidan todos los encargos que nos hacen, especialmente los que te piden tus padres, y si ellos son lo suficientemente intensos, pues te harán sentir que el hecho que se te olvidó comprar un metro de cinta es exactamente igual a como si se te hubiera olvidado comprar unas pastillas para salvar vidas.

Parece mentira pero tu dieta alimenticia siempre está en peligro, imagínate esta escena: llegas a casa a las 12:30 p.m. (corriendo porque debes salir a la 1:20) con todo el hambre y con todo el estrés necesario a esta hora, entras a la cocina y sorpresa..!!! en la mañana se te olvido sacar la carne o lo que sea del congelador. Paso siguiente tienes que apelar a algo fácil y rápido y generalmente es pasta con atún... jaaaa...!!! y todavía se atreven a decir que no sabes cocinar.

Sin olvidar que cada vez que miras la lavadora recuerdas que debes meter ropa a lavar, pero en cuanto das 2 pasos se te olvida, o caso contrario, se te olvida sacar la ropa lavada. También puedes durar un rato largo deambulando por la casa tratando de recordar donde guardaste X cosa hace unas semanas, y si expresas tú preocupación de que no sabes donde está lo que guardaste, entonces te toman como una desordenada que no tiene las cosas en su lugar, no señores!!! no soy desordenada, tengo cada cosa en su lugar, lo que pasa es que se me olvida el lugar.

En cuanto a las relaciones personales, se puede pasar mucha pena cada vez que te presentan a alguien y resulta que ya te lo habían presentado anteriormente y uno no se acuerda, resultado quedas como la mujer que no escucha a nadie... lo irónico del caso es que yo odio cuando me presentan a alguien una y otra vez y este no se acuerda de mi. También se puede presentar el caso donde vas a reclamar algo y sales "jodida", y es porque no te acuerdas como fue exactamente y mucho menos cuando fue, por lo que siempre quedas sin  argumentos para discutir. Por otra parte es muy común cometer cada error, uno tras otro, simplemente porque no te das cuenta de la metida de pata.

Caso típico, cada vez que voy hablar de alguien (y sí, lo hago, como el resto del mundo) esta persona está detrás mío, pero que suerte tengo para que esto siempre me pase, y trato de disimularlo, y como es de esperarse mi estúpida cara roja me delata.

Pero gracias a Dios mi caso no es tan crónico como el de otras personas, por ejemplo tengo una amiga que cuando llega a un sitio nunca se da cuenta de la cooooola que hay y pretende que la atiendan como si nada, no es que sea una descarada, es que sinceramente no se da cuenta de las 1200 personas que llegaron antes que ella. O como uno que conozco que siempre se le olvida si un plato de comida que ya ha probado le gusta o no. También hay personas que tienen n años viviendo en un sitio y todavía se les olvida donde van las tazas, esto es colmo, todos lo sabemos.

Tragedia griega señores... esto es una tragedia griega... peeeero yo no soy despistada para todos los ámbitos de mi vida, por ejemplo en mi trabajo nunca lo soy, claro está se me ha olvidado un correo o una cita, pero nada del otro mundo, además que todo está fielmente registrado en mi agenda. Tampoco soy así en cuanto a las direcciones, sin mencionar que conozco donde venden cada cosa en Mérida. También están las objetos personales, sé exactamente que tengo y que no, siempre recuerdo todas mis claves, etc., etc., así que no todo está mal... cierto?

5 comentarios:

Alexis dijo...

Genial.

latatisabel dijo...

Mi querida Karla, al empezar a leer el post me preocupé un poco por tí... pero al seguir leyendo pude concluír que lo que tú tienes se llama Despiste selectivo... jajaja!!
Una agendita nunca está de más... y si eso no funciona, podrías probar con una cartelera en un sitio visible o decir lo que estás pensando. Esta última opción me ayuda a mí... queda como flotando en mi cabeza si lo digo en voz alta! ;)

Cuando vaya a Mérida te aviso para irnos de mercerías juntas... a ver quién conoce más sitios! :D

Un abrazo!

karlap dijo...

Jajajajaja.... Tati, tienes toda la razón, lo que yo tengo es despiste selectivo...
Te estaré esperando... ;)

misbelenes dijo...

SALUDOS¡¡ K-RLAp¡¡
Bueno ¡ no se si te recuerdas de mi como se te olvidan las cosas¡¡ jajajaja, Broma¡¡
Me gusto mucho tu comentario , ya que aveces nos pasa a todos de olvidar las cosas, pero es bueno saber que no somos los unicos, jaja
Cuidate Mucho y sigue adelante,
Saludos desde Guatemala¡
Tu amigo
Hugo O.

Nadia dijo...

Karlucha... cuando quieras te doy una clase magistral de despiste, al parecer en mi familia es hereditario y afecta a cualquier miembro de la familia independientemente de la edad q tenga... ya por allí podemos descartar el Alzhaimer... ehhh, bueno... este, q estaba diciendo???

Jajaja

Saludos