Páginas

lunes, 13 de septiembre de 2010

De nuevo a la batalla

Hoy comenzamos clases de nuevo en mi universidad, se acabaron las vacaciones... algunos darán las gracias de que se acabaron y otros llorarán, siempre ha sido así. 

Por mi parte, estoy preparando mis jugadas con toda la calma posible, estos últimos meses del año son cruciales para mi con respecto a la universidad y aunque parezca mentira sonrío...

Este mes cumplo 5 años dando clases a nivel universitario, 2 años en el Santiago Mariño, 1 año es la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales y justamente este mes cumplo 3 años en la Facultad de Ingeniería... 

Cinco años... que rápido se pasa el tiempo cuando uno disfruta lo que hace...

He conocido tantos jóvenes talentosos durante estos años, a tanta gente luchadora que si bien la vida no les ha sido justa, ellos no se han rendido; algunos los recuerdo con más cariño que a otros no lo voy a negar, pero es imposible sacarme del corazón a esos alumnos que de alguna u otra manera me enseñaron tanto.

Confieso que he metido la pata muchas veces dando clases, pero a la final siempre me río, si mis alumnos han sabido perdonar mis errores por que yo no habría de hacerlo, lo bueno es que siempre reconocí cuando me equivoque y con toda la valentía posible, pero todos saben que soy humana, y nunca he tenido la verdad absoluta en mis manos.

¿Se puede agradecer a más de 300 personas? 

1 comentario:

Nadia dijo...

Alguna vez elprofesor Aguirre utilizó una frase parecida a ésta (no es de su autoría)-ç.... "Hay dos formas de transmitir el conocimiento: ser la luz que lo transmite o el espejo que la refleja..." definitivamente es preferible ser luz... eres luz para tus chicos y eso se aprecia.